Los padres de la Constitución ponen en valor la labor de los abogados durante la Transición


El acto de presentación del cuarto volumen de la publicación 'Memoria de la Abogacía Española' se convierte en un acto de reivindicación de la labor realizada por los letrados para lograr cambios legislativos y políticos en el periodo de la Transición.


Documento indispensable, hito o norma de convivencia esencial. Estos fueron algunos de los calificativos utilizados para describir la Constitución española en el acto de presentación del cuatro volumen de la publicación Memoria de la Abogacía Española: Abogados de Madrid, Abogados de España (1939-1978), organizado por el Colegio de Abogados de Madrid y en el que intervinieron tres de los padres de la Constitución: Miguel Herrero de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca y Miquel Roca.


Este último fue el más enérgico en sus propósitos y no dudó en exigir un máximo respeto por la Constitución de 1978 frente a "voces que consideran la Transición como una porquería. Los abogados españoles han sido los primeros interpretes de la Carta Magna y los que la han defendido. Hemos prestado con orgullo un servicio que, a veces, no se nos reconoce del todo".


El letrado catalán apuntó además que el acto de presentación de este nuevo libro era una gran ocasión para que alguien se acuerde de la Constitución, un texto "que se hizo desde el derecho y para el derecho y que se ha convertido en una gran éxito de convivencia que los abogados actuales deben de reivindicar con orgullo".


Otro de los ponentes de la Carta Magna Herrero de Miñón destacó que éste "es un tecto indispensable en la historia de España. Un documento que hace historia" y aprochó la ocasión para destacar los factores de convergencia entre la abogacía y la política.


"Los letrados prefieren la concordia al conflicto. Los políticos deben de aprender de este talante. Además, nunca hay que olvidar que el Derecho es un instrumento indispensable para la convivencia y también debe serlo de la política seria", concluyó.


José Pedro Pérez-Llorca, por su parte, centró su discurso en la importancia de la abogacía en una sociedad. "Siempre existirá esta profesión, estamos aquí para quedarnos. Aunque la abogacía tiene muchos problemas, ésta será una profesión que siempre existirá, porque siempre habrá jueces y siempre habrá conflictos". Pérez-Llorca también aprovechó la ocasión para solicitar que se trabaje en apuntalar la seguridad jurídica en España.


"No sé si habrá Brexit o no, pero tenemos que cuidar la seguridad jurídica, porque sino nos quedaremos sin parte del negocio de la City que podría llegar a España y que tanto nos podría aportar económicamente y que daría tanto trabajo a los abogados".


Posts Destacados
Posts Recientes
Archive