El Gobierno limitará a 1.000 euros el pago en efectivo para combatir el fraude en el IVA


El Gobierno aprobará el viernes en el Consejo de Ministros un conjunto de medidas contra el fraude fiscal en el IVA, cambios en Sociedades y Especiales y una tasa a las bebidas azucaradas, con las que espera recaudar 6.200 millones.


El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, se ha reunido hoy con los portavoces de varios grupos parlamentarios en el Congreso con el propósito de explicarles estas medidas fiscales que serán aprobadas este viernes junto con el techo de gasto de 2017 y que serán enviadas a Bruselas.


El Gobierno pretende recaudar cerca de 6.200 millones de euros a través de esta batería de medidas fiscales que estarán centradas en: la reforma del Impuesto de Sociedades, con la que prevén ingresar cerca de 4.500 millones de euros, un retoque de los impuestos del alcohol y del tabaco, así como un nuevo gravamen o tasa a las bebidas refrescantes carbonatadas, con los que ingresará 200 millones, y las medidas de lucha contra el fraude en el IVA con las que espera recaudar otros 1.500 millones.


Fuentes cercanas a las negociaciones que mantiene el Ejecutivo sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2017 han indicado a EFE que el Gobierno ha preparado un decreto ley que incluye la limitación del pago en efectivo a los 1.000 euros, en vez de los 2.500 euros actuales, con el fin de frenar el fraude al IVA y la economía sumergida.


Además, se aprobará el suministro inmediato de información del IVA, una medida que quedó pendiente en la legislatura pasada del PP y que estaba prevista que entrara en vigor el 1 de enero de 2017.


De hecho, Montoro, avanzó hace unos días que el Gobierno implantaría nuevas medidas para controlar las liquidaciones de este impuesto.


El suministro inmediato de información del IVA es un nuevo sistema de gestión del IVA para empresas y profesionales, basado en información en tiempo real y que agiliza las devoluciones, proporciona al contribuyente los datos fiscales para su declaración y mejora el control tributario.


Se trata de una adecuación del trámite a las nuevas tecnologías que previsiblemente sólo será obligatorio para las grandes empresas, grupos de IVA e inscritos en el régimen de devolución mensual, un colectivo de alrededor de 62.000 contribuyentes, mientras que para el resto será voluntario.


El colectivo obligado a acogerse al nuevo sistema de Suministro Inmediato de Información (SII) representa el 80 % de la facturación total de los sujetos pasivos de IVA en España, tal como señaló el director general de la AEAT, Santiago Menéndez, cuando presentó este proyecto en la anterior legislatura del PP.


El tercer pilar del plan de lucha contra el fraude que aprobará el Consejo de Ministros es el endurecimiento en los pagos aplazados, una medida que también supondrá incremento de ingresos en las arcas públicas.


Cambios en Sociedades, Especiales y bebidas azucaradas


Además, de las medidas de lucha contra el fraude en el IVA, el Ejecutivo aprobará también este viernes otras medidas que afectan a Sociedades y Especiales para cumplir con las exigencias de Bruselas.


En este sentido, el Gobierno contempla la modificación del impuesto de Sociedades para que el tipo efectivo que paguen las empresas se acerque más al tipo nominal.


El grueso del incremento de la recaudación por la modificación de este impuesto vendría, según las fuentes consultadas, de la supresión de algunas deducciones que incluye el impuesto, entre otras, lo que ser refiere a las bases imponibles negativas.


A estas medidas se sumarán otras, entre las que podría incluirse un aumento de los impuestos indirectos que se aplican al alcohol y el tabaco, así como otras para gravar las bebidas azucaradas.


Según fuentes parlamentarias, el ministerio de Hacienda pretende aumentar la recaudación a través de estos impuestos a la vez que preservar la salud pública.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente un informe que recomendaba gravar con más tasas las bebidas azucaradas para reducir los problemas de obesidad, la diabetes de tipo 2 y la caries.


En el mismo sentido, el Ejecutivo también pretende cambiar la estructura del impuesto al tabaco y subir el que grava el alcohol, mientras que finalmente no se tocará el impuesto de los carburantes.


Montoro se ha reunido a lo largo de esta mañana con el portavoz de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, con la de Coalición Canaria, Ana Oramas, y con la de ERC, Esther Capella.


Déficit público de las comunidades


En estos encuentros, el titular de Hacienda también les ha informado sobre la reunión que mantendrá mañana con los consejeros de Economía y Hacienda autonómicos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).


En esta reunión se abordarán los objetivos de déficit público de las CCAA para 2017 y 2018, que según ha avanzado esta semana Montoro serán mayores de los inicialmente previstos.


De hecho el ministro avanzó ayer que se revisarán "al alza" los objetivos para 2016 y 2017, que actualmente están en el 0,7 % y el 0,5 % del PIB, respectivamente.


Fuentes socialistas han señalado a los medios de comunicación que el PSOE ha enviado al ministerio una última propuesta para que la meta de déficit se sitúe en el 0,6 % del PIB el próximo año, pero que todavía no habían obtenido respuesta.


En todo caso, Montoro ha avisado hoy de que el proyecto presupuestario del Gobierno para 2017 no incluye "reducciones de gasto de bienestar" ni "prácticamente" ningún recorte "en la categoría de gasto".


Posts Destacados
Posts Recientes
Archive