Condenado por vender 15 chalets en Burriana sin ser propietario de los terrenos


Los precios que ofrecía "eran de pérdidas" y el hecho de que diera evasivas a los compradores cuando empezaron las quejas también denotan este engaño, explica el fallo.


La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a cinco años y seis meses de prisión al acusado de una estafa inmobiliaria por vender quince chalets en Burriana, de los que no tenía los terrenos y por los que llegó a cobrar más de 875.000 euros a particulares.


El condenado, que siendo albañil decidió involucrarse en el mundo de la promoción inmobiliaria entre los años 2004 y 2005, deberá devolver ese dinero a los perjudicados y pagar también una multa de 2.700 euros, según la sentencia hecha pública por el Tribunal Superior de Justicia valenciano.


Se considera probado que constituyó una sociedad con la que promovió dos obras que quedaron paralizadas por falta de solvencia, aunque "en su empeño de lucrarse en el mundo inmobiliario" se interesó por los terrenos del PAI Novenes de Calatrava en Burriana.


Pese a no tener ningún derecho sobre los terrenos, se hizo pasar por el propietario y proceder a la venta de futuras casas adosadas "de gran standing por un precio muy ajustado que hacía atractiva la compra", añade el fallo.


Para llevar a cabo su plan el acusado mandó elaborar planos, documentos y folletos para reservar y comprar las viviendas, y con el objetivo de atraer más compradores se dirigió a dos inmobiliarias para que expusieran la publicidad y captasen compradores.

A ambas inmobiliarias les prometió comisiones de 6.000 euros por cada operación en la que interviniesen, sin que las responsables de las mismas "se preocuparan de exigir algún documento que acreditara que el acusado era propietario de los terrenos".


El acusado hizo diversas operaciones de entrega a cuenta de cantidades por parte de las personas interesadas, que firmaron con él los contratos y le entregaron dinero a cuenta en varias ocasiones.


En el juicio quedó demostrado que el acusado no tenía derecho alguno sobre los terrenos del PAI Novenes de Calatrava y que los afectados desconocían este extremo.

El "engaño", asegura la sentencia, "supone el alma de la estafa" y aunque el acusado aseguró que "actuaba de buena fe", las pruebas testificales y documentales acreditan que éste, "lejos de la buena fe o la ensoñación, actuó guiado por lo contrario".


Además, el ahora condenado vendió más unidades de las que cabían en la parcela que se supone iba a comprar, mientras los contratos "denotaban una evidente idea de engaño" y se utilizaron tácticas "fraudulentas" para obtener más dinero de los propietarios, ofreciéndoles rebajas porcentuales del precio final.


Los precios que ofrecía, añade el fallo, "eran de pérdidas" y el hecho de que diera evasivas a los compradores cuando empezaron las quejas también denotan este engaño.


A ello se suma que el acusado hizo "ostentación de riqueza para aparentar poderío" y el hecho de haber utilizado las inmobiliarias como terminal de las ofertas para "dar apariencia de seguridad jurídica".


Los hechos, asegura la sentencia, deben considerarse como de estafa continuada y condena al acusado a una pena de cinco años y seis meses de prisión y a devolver las cantidades entregadas a cuenta por los damnificados, además de a una multa de 2.700 euros.

#condenado #venderchalets #sinserpropietario #abogados #abogadoshuesca #abogadoszaragoza #abogadosbarcelona

Posts Destacados
Posts Recientes
Archive